Un alma perdida

Amor y espinas

Publicado en febrero 11, 2014 con Sin Comentarios

Querido xxxxx:

Me has destrozado el alma, lo abandoné todo por tí y me has dejado en la estacada. Hace unos días me prometiste dejarlo todo por mí, en tu rostro ví el final de una decisión difícil, te ví contento y relajado con fuerzas de seguir con lo nuestro, te ví fuerte y seguro, capaz de cualquier cosa por nuestro amor. Dijiste que a mi lado eras feliz y que tu relación con ella hacía mucho tiempo que estaba rota, hablamos de vivir juntos y de un sinfín de sueños que hacían creer en el amor.

Hablamos de hipotecas, manutenciones y nada nos daba miedo, pero el miedo estaba aún por llegar. Algo en mi interior me decía que tu enfrentamiento con ella te haría retroceder hasta el punto de cambiar tus ideas, pero aún así yo lo dije en mi casa y me arriesgué a perderlo todo y así fué, me quedé sin tí y sin él y no sé como soportar tanto dolor.

Arriesgué diez años de amor con mi marido, alguien que me amó y me ama con locura, ahora soy consciente del daño que le he hecho, no tengo perdón, él confiaba plenamente en mí y yo le he fallado, he sido egoísta y he pensado solamente en mi bienestar y ahora y siempre pagaré por ello.

Ella te ha cambiado tu forma de pensar hasta el punto de hacerte creer que no sientes nada por mí y que en unos días todo volverá a la normalidad, te ha prohibido verme y llamarme y tú así lo harás aun diciéndome que lo sientes mucho y que me echas de menos. Ahora casi no te puedo creer cuando dices que quieres volver a intentarlo con ella y todo sin darte cuenta de que yo no me creé ninguna falsa ilusión, tú me las diste y tú me las quitaste,¿por qué lo has hecho, por qué?.

Pobre de ti, ya no tienes vida propia, si antes no eras feliz no creo que ahora vaya a ser diferente y menos sintiendo lo que sientes por mí.

En estos días me he dado cuenta de que te amo más de lo que creía y que te echo tanto de menos que mi corazón no lo puede soportar, la angustia se apodera de mí y otras muchas sensaciones que solamente experimentas cuando vives enamorada de alguien imposible, junto con la impotencia de sentir que juntos hubiéramos sido muy felices y de que probablemente como dijiste una vez viviríamos arrepentidos y nos recordaríamos para el resto de nuestras vidas.

No sé que hacer para no recordarte, para no imaginarte, para no sentirme vacía sin tí, para olvidarte ni tampoco para sentirme tan tan triste, porque sé que nuestro amor aunque breve no ha sido menos hermoso que cualquier relación asentada por el tiempo.

Me prometiste ser feliz y no lo estás cumpliendo, te di mi alma y aún no me la has devuelto. Soy un alma perdida.

Patrocinadores Carcaixent Enamorada 3.1

Comentarios para Un alma perdida estan ahora cerrados.