Las bodas, bautizos y entierros…de antes…

014.- Plaça Major (1890-1900) 2

Publicado en agosto 09, 2011 con Sin Comentarios

 

En tiempos pasados…en Carcaixent…

BODAS: “Se celebran estas con gran despilfarro tanto en lo concerniente a la dote como en el convite, por lo que se dispuso que la mujer no pudiera hacer para su dote mas ropa que la que pudiera caber en cuatro cofres. Además podía llevar, a lo sumo, cutro colchones y dos almohadas.

Para Evitar los grandes convites se ordenó que no pudieran asistir a ellos mas de 20 comensales y, estos, habían de ser casados.

Era costumbre regalar al sacerdote que les casaba un gran bizcocho, y cuando el casamiento era entre viudos se les acompañaba hasta casa con cencerros, caracoles de mar y campanillas.

BAUTIZOS: Eran estos un motivo de fiesta, por lo cual se invitaba a parientes, amigos y hasta desconocidos. Los padrinos solían hacer a los ahijados grandes regalos, por lo que se nombraban a 6 mas de ellos.

ENTIERROS: Correspondía la organización a la Cofradía a que pertenecía el difunto. Los cofrades velaban el cadáver en la iglesia y avisaban por la calle con una campanilla la hora del mismo. Sobre el féretro iba un paño de esta Cofradía y una tabla con una imágen que en nuestro pueblo era la Señora del Rosario.

Entretanto, en la casa del difunto, se reunían los parientes y amigos para comer con la familia, pero esta costumbre degeneró en banquetes por lo que fue suprimida.

Para guardar el luto se usaba ropa negra, los hombres se dajaban crecer la barba y las mujeres se abstenían de hav¡cer dulces y guisos en el horno, barrer la calle y se cubrían la cabeza con un pañuelo.

Los cementerios estaban junto a las iglesias, pero sin tapias hasta 1394 que el Rey Don Martín dispuso que se cerrasen de pared.

Los toques de difuntos (aquellos que se dán cuando alguno de los miembros de la parroquia han fallecido. Dependiendo de la edad y el género de la persona muerta, los toques tienen distinta forma y cadencia) datan datan del siglo XIII y fueron ordenados por el obispo de Valencia, Despont.

En 1849 dejaron de llevarse los difuntos a la parroquia para celebrarlas exequias, permitiendo tan solo que en el entierro les descansaran un momento sobre el dintel de la misa mientras se cantaba un responso.

Comentarios para Las bodas, bautizos y entierros…de antes… estan ahora cerrados.